¿FRAUDE ELECTORAL EN EE.UU.? ¿SI?-¿NO?: EFECTOS RESULTADOS Mr. TRUMP o Mr. BIDEN EN GUATEMALA.

En medio de la tensa situación electoral Biden vrs Trump que se vive en los Estados Unidos, la que hasta el 03 de noviembre pasado era la Democracia más estable y sólida del mundo; es seriamente difícil realizar un pronóstico en frio de lo que ha de venir como resultado de dichas elecciones. 

Estados Unidos es en estos momentos un pueblo dividido en dos polos muy opuestos; donde según los resultados votaron en  total más de 140 millones de habitantes; algo jamás visto aun cuando ganó Obama con 69 millones; y menos visto que un Presidente después de 4 años de gobierno recibiera el voto de más de 70 millones de habitantes.

Lo que en concreto sucede en los Estados Unidos, según el escritor y analista político de Florida Julio M. Shiling; es que si el Presidente Donald Trump utiliza la Cortes para impugnar las elecciones, lo hará bajo 3 preceptos: a. Presuntas irregularidades que recayeron en “la relajación” de normas sobre el voto por correo. b. La no verificación de las firmas de los votantes y la aceptación de boletas que llegaron a los centros de votación días después del cierre de urnas  c. La falta de observadores republicanos en ciertos centros de votación. Yo agregaría un d. El sistema de cómputo para recibir, tabular y separar el conteo de los votos hacia uno y otro candidato.

Continúa aseverando el Analista Shiling que al  bajar los mecanismos que estaban diseñados para proteger la legalidad del voto, lo cual ocurrió en 30 estados incluyendo los estados clave, cuando se les negó la entrada a los observadores republicanos. Eso en efecto les dio rienda suelta a los demócratas para contar los votos que querían sin ningún tipo de verificación del partido republicano. Eso ocurrió, es innegable y es parte de la demanda. Es por lo que la Administración Trump considera que se les ha robado la elección” termina diciendo Shiling.

Al tener una perspectiva de lo que está en duda o discusión entre el Presidente Trump y el Ex-Vice-Presidente Biden; mi opinión personal como Periodista, General (J) conocedor del tema estratégico y  Profesional de la Administración y  Abogado y Notario próximamente; es que única y solamente si el Presidente Donald Trump posee la o las Pruebas Materiales constituidas en documentos oficiales o privados; audios o audio visuales, científicas, tecnológicas u otras consideradas en el Derecho Penal como Pruebas Irrefutables; o bien disponer de más de un Colaborad Eficaz con un testimonio contundente y con el soporte legal correspondiente; podrá avanzar hacia su propósito de demostrar el fraude que ha denunciado.

Esto también debe dejar evidencia indudable del por qué el Presidente Donald Trump no ha aceptado la victoria del Ex–Presidente Biden; quien hasta hoy no ha sido reconocido por ningún ente legal como Presidente Electo de los Estados Unidos; únicamente por los Medios de Comunicación que siempre mostraron mayor afinidad al Partido Demócrata.   

Las pruebas que presente el Presidente Trump no deben dejar la menor duda del fraude a todo  el electorado estadounidense y ante los ojos de la crítica extranjera; pero sobre todo, al grupo de Jueces y Magistrados de las Cortes de Apelaciones y Supremas Estatales y de la Corte Suprema de Justicia; quienes al final son la última instancia legal a la que puede llegar el caso. Tal cual sucedió cuando El Candidato Al Gore fue declarado ganador también por los medios; y el día 37 posterior a los comicios es declarado oficialmente como ganador George W. Bush.   De lo contario, de no tener esas pruebas contundentes el Presidente Trump se expondrá a un mayor e incalculable desgaste publicitario a su imagen política y personal.

Lo que no deja duda es que el sistema electoral de los Estados Unidos es ante los ojos de la opinión pública vulnerable; y refleja una falta de transparencia para quienes lo conocen y para quienes no lo conocen; ya que en mi caso el 03 de noviembre me fui a dormir después de ver una clara tendencia hacia la victoria del Presidente Trump, al haber ganado varios Estados fuertes como La Florida, Texas, Ohio, Wisconsin y otros de un valor electoral menor.  Sin embargo, por primera vez escuché que los Estados que aún no terminaban su conteo, y donde el Presidente Donald Trump iba a la cabeza con una tendencia a ganar, sus  Gobiernos Locales anunciaban que dejarían de contar para tomar el conteo por la mañana del día siguiente.  Esto me pareció inaudito e increíble; ya que cuatro años antes había estado en Washington DC como Agregado de Defensa, y fui testigo de un proceso electoral donde al final de la media noche se notó una demora por llamar al último Estado que le daría la victoria al Presidente Trump, pero al final esa misma noche fue anunciado y así terminaba aquella elección.

Entonces sucedió lo que la tendencia de la noche no reflejaba, y al amanecer dicha tendencia había cambiado completamente a favor del Ex– Presidente Biden; provocado  este cambio por la suma de  más de 137 mil votos procedentes del voto por correo; el más difícil de controlar. Así fue como el Ex–Presidente Biden ese día 04 de noviembre gana el Estado de Wisconsin.  Luego el mismo 04 y 05 de noviembre hubo gran demora en llamar a  los resultados en otros Estados como Carolina del Norte y Pensilvania; Nevada, Georgia y  Arizona; para luego iniciar a subir los votos electorales que le fueron dando la ventaja al Partido Demócrata hasta el día sábado 07 de noviembre declarar  los medios afiliados a CNN al Ex -Presidente Joe Biden como Presidente Electo de los Estados Unidos.

Como hemos escuchado tanto hablar de un Nuevo Orden Mundial, parte de ese nuevo orden encaja dentro de unas elecciones atípicas e inimaginable de suceder como ha sucedido en los días pasados y en los presentes; donde ese nuevo orden de eventos de todo tipo social están convergiendo en el debilitamiento de la estructura intercultural de los Estados Unidos.

Es importante hacer ver que el Ex–Vicepresidente Joe Biden se ha visto apoyado según lo visto por la televisión en los meses pasados y el día sábado durante la celebración, por varios ciudadanos con buenas intenciones para los Estados Unidos; pero representados al protestar o manifestarse en su gran mayoría por una 1ra. Plataforma Progresista-Ideológica que ha ganado terreno y simpatía dentro de los activistas de grupos de fuerte expresión en favor del Aborto, el Matrimonio Igualitario, el Feminismo, Ambientalistas y de Protección Ambigua a los Derechos Humanos; pero también contra el Racismo y la Migración como temas seculares mas no por ello menor importantes.

Todos estos grupos, sectores, intereses o movimientos son muy propensos al uso de la violencia cuando no son escuchadas sus exigencias o propuestas; tal como lo demostró el Grupo Antifa y otros que estuvieron a la cabeza liderando las protestas del Movimiento Black Lives Matter.  A estos se suman los grupos acusadores de mal manejo de la crisis del Covid-19 y la colusión Trump-Rusia; eventos que fueron explotados por algunos medios afines a los Demócratas de manera tan insistente y evidente; que es difícil no haya quedado claro el rol fundamental que juega el poder de la información en una sociedad. 

Por primera vez estas protestas se extendieron de manera sistemática hacia la destrucción de la propiedad privada, creando una descomposición social nunca antes vista con anterioridad; lo que se ha constituido en un peligro a la paz social y a la paz política de la nación.  Estas demostraciones de agresividad y odio, la falsedad de la colusión Trump- Rusia y la lucha por la opinión pública por el manejo y efectos del Covid-19; se han quedado enmudecidas por los 70 millones de votos que obtuve el Presidente Donald Trump, y la imprecisión puesta de manifiesta por las encuestas que daban al Ex–Presidente Biden una victoria arrasadora.

Te invitamos a leer: Un golpe disfrazado de elecciones

Las irregularidades del proceso electoral son notables y la reacción de la población demócrata celebrando la victoria; siembran una interpretación de la ley que de no neutralizarse oportunamente por medio de un proceso de recuperación de la confianza,  legal y transparente; podría marcar el inicio de una penetrante descomposición social; no de sus instituciones, sino de la misma población que puede caer en el dominio de una Oclocracia recurrente, elitista y auto-destructiva de sus futuras generaciones.

En cuanto a los efectos en Guatemala de un Gobierno dirigido por el Ex-Presidente Biden, considero que de no despejarse la duda objetiva, justificada y existente hasta el día de hoy; siguiendo el proceso legal establecido después de un reconteo de las boletas; llevado ante las Cortes Supremas Estatales y la Corte Suprema de Justicia; traerá repercusiones geopolíticas y geoestratégicas que van a repercutir en la Gobernanza Interior de los Estados Unidos y en la Gobernanza Exterior en la que de una u otra manera influye el gran país del norte.  Definitivamente habrá una mayor resistencia a reconocer esa imagen de supremacía que se vería dañada; aspecto vulnerable que podría ser muy bien aprovechado por Rusia y China para seguir avanzando su inserción en América Latina.

Es más que probable que un Gobierno Demócrata intente involucrarse en la agenda interna de Guatemala en temas como el Combate al Narcotráfico, la Migración y la Corrupción; no exactamente como lo hizo con la Comisión Internacional Contra la Corrupción CICIG; pero si de una manera muy cercana a este concepto; pero quizá previendo o evitando caer en los errores cometidos en el pasado.  Es una política muy probable y difícil de medir en estos momentos sin conocer la realidad de la agenda de su Política Exterior para Guatemala; aunque ya lo dijo el Ex Presidente Biden, fortalecerá una Oficina Especial que ya existe en cada Embajada de los Estados Unidos; específicamente en la lucha Contra la Corrupción.

En el caso de continuar el Gobierno del Presidente Trump; podría negociarse con un poco menos de influencia de la Agenda de la Plataforma Progresista-Ideológica; algunos cambios urgentes a leyes ordinarias e incluso constitucionales para adelantarse a la manipulación de estos factores sociológicos que nos guste o no; o seamos conservadores o no; avanzan sin ver hacia los lados hacia el debilitamiento de la consistencia social del país, al no ser oídos, escuchados y puestos ante el poder de la voluntad del pueblo.

Yo creo que un Referéndum o Consulta Popular en necesaria y urgente para aliviar la presión y acomodar las inquietudes de los jóvenes y las exigencias de los adultos; para tener un tiempo de replanteamiento de la visión que evite Guatemala pueda llegar al caos del Socialismo de Venezuela y Nicaragua.  Pensar en  ideas y conceptos convergentes que hagan de ese Referéndum las respuestas y soluciones que permitan girar nuestro país en una dirección de mayor desarrollo económico, político y social.

No se trata sólo de preguntarle al pueblo de Guatemala y decida la mayoría si está de acuerdo con que se legalice el consumo de cannabis o mariguana para uso medicinal preventivo, curativo y recreacional bajo parámetros y estándares realistas y funcionales. O si acepta la unión de hecho entre personas del mismo sexo; la aplicación de la pena de muerte para condenados con más de 80 años de prisión; la finalización del pago de resarcimientos y juicios legales relacionados con el Enfrentamiento Armado Interno, o que la Condena por el Delito de Corrupción no tenga conmuta, redención de pena u otra medida des-judicializadora. Se trata de darle al pueblo la responsabilidad de elegir y respetar su decisión para neutralizar la manipulación ideológica de las banderas que cada vez ondean más alto, debido a la existencia del morbo y la falta de educación a todo nivel. 

No es fácil ni sencillo intentar romper el cerco que han logrado construir los grupos progresistas que en muchos casos ocultan el fin ideológico de sus acciones, financiadas y dirigidas desde el exterior. Ya no es tanto de nombrarlo Izquierda y Derecha o Socialismo y menos Comunismo; sino modernizar la visión real de los hechos y escenarios nacionales e internacionales.

En definitiva la 2da. Plataforma Conservadora, Pujante, Trabajadora,  Pro-Vida  y Pro-Familia e Iglesia; no logra ni reunir esfuerzos ni neutralizar el arrebato que se le hace de sus jóvenes a través de la Plataforma Progresista e Ideológica; ni los adultos que aborrecen la Corrupción manipulada y orientada hacia unos y no hacia otros. Al final no ven o no vemos con preocupación franca y honesta el por qué nos disgregamos y debilitamos ante el choque de plataformas que nos tiene desorientados.

Necesitamos decirle a los jóvenes que tratamos de ver los retos y problemas que a su generación le está tocando enfrentar; y que si no le es posible mantener el control de su vida utilizando su  Fe en Dios y la Iglesia; el deporte, la lectura, el estudio  u otro; no necesita inclinar su voto o preferencia hacia esos grupos progresistas-ideológicos que les ofrecen libertades extremas cada vez más exigentes; mientras los adultos nos recriminamos o dividimos por un tema o concepto que no veamos de la misma manera, como ha sido el tema de CICIG y el combate a la Corrupción.

Incluso hemos llegado al punto de que nos divide el apoyar o no abierta y completamente a la Tercera Plataforma compuesta por el Alto Empresariado y su Prosperidad Económica o Gran Riqueza; como si pedir un Capitalismo más Consciente y no Voraz fuera síntoma de pertenencia o conformación de la 1ra. Plataforma Progresista-Ideológica.

He estado pidiendo el apoyo de la Alta Clase Económica del Club El Pulté para solucionar un problema social en Derechos Humanos para la Aldea El Rosario, Sector 3 de Santa Catarina Pinula; y en lugar de encontrar diálogo y apoyo, he encontrado rechazo de los propietarios y socios a la solución; sin evaluar que ello en lugar de acercarnos nos distancia de enfrentar la realidad que está por venir; y que de llegar sin duda alguna dañará la misma propiedad privada que hoy defienden sin visión ni comprensión del choque inter-plataformas que ya vivismo.

Esto es lo que terminará dividiendo más a la sociedad guatemalteca hasta que la brecha de la pobreza y la riqueza sea abierta el doble de su realidad; por la misma estrategia de comunicación  y manejo de la información que durante 4 años estuvo sobre el Presidente Trump aplicándole  a un presidente el mayor desgaste que he podido observar en mis 57 años de vida.  El uso publicitario e informativo del racismo, el indigenismo confrontativo, el anti-militarismo, el ateísmo y las banderas libertarias y progresistas e ideológicas que he mencionado; son capaces de ponernos al filo del abismo de no tomar acciones concretas con visión transversal de país.

En Guatemala no somos capaces de soportar este nivel de presión social y polarización, por lo que el riesgo de seguir como estamos y no comprender la urgencia de abrir la visión estratégica de sobrevivencia social de la Clase Media sobre todo; traerá abajo a la Clase Alta y ambas caeremos sobre la masa poblacional que vive en pobreza y pobreza extrema.

Ese puede ser el final de la Eterna Primavera…  y el Florecer de un Nuevo, Conflictivo y Distorsionado Orden Mundial para Guatemala.

Comparte este artículo sobre el fraude electoral en todas tus redes sociales

Te recomendamos leer: Nefasto activismo contra la vida y la familia

Carlos Avendaño

Nombre: Carlos Estuardo Avendaño Leiva. Casado. Profesa la Creencia Cristiana Evangélica. M.Sc. en Administración Estratégica de Recursos Nacionales en la Universidad de Defensa Nacional de los EEUU. Washington DC. General de Brigada Jubilado de la Fuerza Aérea Guatemalteca; Licenciado en Tecnología y Recursos Humanos. Piloto Aviador de Helicópteros Condecorado en varias ocasiones por Actos Heroicos en Misiones Aéreas de Rescate. Comandante del IV Contingente de Policía Militar de Guatemala en la Misión de Naciones Unidas en Haití. Jefe de la Fuerza de Tarea de Fuerzas Especiales en la Misión de Naciones Unidas para la República del Congo; Campeón Centroamericano de Boxeo peso Welter en 1986. Escritor de dos Novelas de Ficción sobre el Narcotráfico y Corea del Norte. Practica el Jogging y la Composición de Música de Mensaje. También ha destacado como columnista en los medios de comunicación Sucesos Guatemala y Noticiero el Vigilante.

3 comentarios en «¿FRAUDE ELECTORAL EN EE.UU.? ¿SI?-¿NO?: EFECTOS RESULTADOS Mr. TRUMP o Mr. BIDEN EN GUATEMALA.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.