HELICÓPTERO DERRIBADO. (Cazador de Guatemala Caído). (Los Héroes no nacen, se hacen) (Un hecho de la vida real).

Helicóptero derribado: Tres escuadrillas de cuatro helicópteros cada una, vuelan hacia el norte del área selvática y conflictiva del Meta, Colombia. La misión de las doce aeronaves de ala rotativa es lograr con éxito, que siete helicópteros de transporte de personal realicen un desembarco de tropas de fuerzas especiales, mientras cinco helicópteros cazadores les brindan seguridad aérea durante la maniobra. 

El objetivo de ésta fuerza élite de la infantería colombiana, es localizar y destruir cuatro nuevos laboratorios clandestinos, dedicados a producir una nueva droga muy similar a la cocaína, o una cocaína de la más alta pureza, calidad y precio en el mercado. 

Según información secreta que consta en los medios de inteligencia colombianos y estadounidenses, estos cuatro laboratorios en esta región y otros más ubicados en la zona del Putumayo, están incrementando en forma desmedida, la producción y el trasiego de la droga que ingresa anualmente a los mercados de Estados Unidos y Europa, la cual sirve para surtir la demanda continua y regular de los millones de habitantes farmacodependientes en el uso de estupefacientes y psicotrópicos.

Además de esta espectacular historia del helicóptero derribado te invitamos a leer: Lloriqueos de la FECI

La mañana del primer día de Septiembre del año 2005, es cálida y despejada.      El vuelo en formación abierta transcurre deliciosamente sobre las bellas tierras colombianas, casi únicas en su tipo.  ¡Inesperadamente, el silencio se rompe!, Thor, el líder de las tres escuadrillas de halcones recibe una llamada por radio procedente de “Atenas”, el indicativo de su puesto de mando.

-Thor, ésta es Atenas, ¿Me copia?,

– adelante Atenas, Thor copia alto y claro,

-Thor, como Halcón líder de la misión, cumpla de inmediato la siguiente orden: dos de los cinco helicópteros cazadores que lleva en su misión, deben dirigirse sin demora hacia el Este de Puerto Gaitán, Departamento del Meta, lugar donde es urgente localizar y proporcionar apoyo de fuego cercano e inmediato a la patrulla Pantera II del Ejército de Colombia, la cual se encuentra en este momento en férreo combate contra una columna enemiga de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

Thor sabe que este tipo de misiones son de alto riesgo, por lo que espera prevalezca la voluntariedad ante la obligatoriedad, ya que una de sus facultades es nombrar a las tripulaciones en caso de ser necesario.-

-Cazadores, este es Thor, ya lo escucharon, necesito dos voluntarios para esta misión.

Se escucha de nuevo la voz serena y templada del comandante. Casi de inmediato el Cazador 3 (Un Piloto de la Fuerza Aérea de Guatemala que apoya como Instructor a la Aviación Colombiana) oprime el transmisor del radio y se lanza como voluntario.

– Cazador 3 rompe por izquierda.

Esto lo convierte en el “Líder” y comandante de la nueva misión. A tan solo segundos de diferencia, se escucha la férrea decisión del segundo voluntario.

-Cazador 4 rompo por derecha para adoptar la posición de ala derecha y acompañar al Cazador 3.

-Cazador 3 y elemento Cazador 4 este es Thor, -adelante Thor, Cazador 3 y elemento Cazador 4 copian alto y claro.

– Para su información cazadores 3 y 4, la misión por sus características ha sido declarada por el Mando Superior del Ejército de Colombia, de alta prioridad y urgente cumplimiento. Debido a la relación peligro, distancia y combustible requeridos, solamente podrán realizar una pasada de fuego sobre el objetivo. Descarguen en esa pasada toda la munición que les sea posible, luego vuelen directo a la base, allá nos vemos cazadores. ¡Buena suerte!.

-Enterado Thor.  Halcones 3 y 4 en camino.

Con esta breve respuesta, ambos helicópteros cumplen con la regulación de disciplina de radios, la cual consiste en responder o preguntar únicamente lo necesario. Veinte largos minutos han transcurrido desde la separación de la escuadrilla en busca de la patrulla en combate, esto es más del tiempo que se esperaba de acuerdo a los cálculos del Cazador 4, quien sigue de cerca al Cazador 3 en los virajes continuos que realiza, al no ser efectiva su búsqueda de la patrulla en tierra. Al parecer el piloto al mando del Cazador 3 no se siente estar al 100% en su estado de salud, y espera esta misión sea breve para  volver a la base pronto y visitar al oficial médico.

Las llamadas de radio del Cazador 3 para intentar comunicarse con la patrulla militar, tampoco logran su cometido.  De pronto, la suerte cambia, la unidad terrestre y aérea entran en comunicación.

-Hotel lima, hotel lima, (en el alfabeto militar hotel es ¨H¨, y lima es ¨L¨ HL significa: Helicóptero), dice la voz transmisora del comandante de la patrulla Pantera II,

-¡los escucho, los escucho ahora¡

Repite emocionado el oficial en tierra. La ansiedad, angustia y preocupación son evidentes en aquellas exclamaciones.

-Adelante Pantera II, este es el Cazador 3 y 4, le copio legitimidad 2. (la legitimidad de la comunicación se mide desde 1 la más baja, hasta 5 la más alta, en cuanto a escucha, claridad y fuerza). –Aquí habla el Comandante Pantera II reportando que ahora se escucha mejor el sonido de los helicópteros. Cazador 3 copiado, en unos minutos estaremos ahí Pantera II. Termina diciendo el Cazador 3.

-Copiado Cazador 3.

Se limita a responder el comandante Pantera II.

El Cazador 4 le recomienda al Cazador 3 que debido a que su copiloto Gladiador está familiarizado con el área de combate, vire hacia el rumbo 040º, y se quede en ese rumbo aproximadamente diez minutos. 

El Cazador 3 sabe de la premura del tiempo en una misión de alta prioridad, por lo que ante la urgencia de la situación y en bien de administrar mejor el limitado combustible disponible, actúa con profesionalismo y accede a lo sugerido por el Cazador 4.  El Cazador 3 vira hacia el rumbo 040º mientras reduce su velocidad, para indicarle al Cazador 4 que lo más conveniente es que pase al frente, limitándose a decir, lo sigo Cazador 4.

Siete minutos después que el Cazador 4 ha volado al frente, se escucha por la radio,

-cazadores 3 y 4 los tengo a la vista, me encuentro según el método de las agujas del reloj, a las 3 de su posición, como a tres millas, dice Pantera II. 

En el método del reloj, la nariz del helicóptero es la aguja pequeña que marca las 12 horas, la aguja grande no tiene importancia, por lo que el piloto ahora sabe que debe virar a su derecha buscando girar la aguja pequeña con la nariz de la aeronave hacia las 3 horas del reloj.

– Para su información cazadores, mi unidad se encuentra bajo fuego nutrido del enemigo.  En este momento mi ubicación es a las 12 de ustedes cazadores, como a dos millas de distancia. 

-Enterado Pantera II, lance la granada de humo e indique posible eje de avance del enemigo, son las peticiones de Guardián.

Al verificarle el piloto de la aeronave al comandante de la patrulla terrestre el color de la granada de humo, (rojo, amarillo, azul o violeta), el piloto comprueba la posición de la patrulla, la posible ubicación del enemigo, la dirección del viento, y su mejor dirección de aproche a la zona de combate.

-Aquí Cazador 4 detectando humo color amarillo.

-Pantera II dice, correcto Cazador 4, para su información el enemigo avanza hacia mi posición por el rumbo 120º grados. 

-Estoy enterado Pantera II, la maniobra de apoyo de fuego inicia ahora, ¡prepárese! exclama Guardián.

-Cazadores 3y 4 les habla Pantera II, con carácter urgente ¡ejerzan extrema precaución!, repito, ¡extrema precaución cazadores!

El timbre de voz  del Comandante  Pantera II denota su alto grado de desesperación,  frustración y enojo por no poder hacer más de lo que hace.

-La situación acá abajo es insostenible y devastadora, estoy siendo rodeado por estos bandidos que avanzan para aniquilarme, mis hombres yacen muertos y los heridos son degollados sin poder evitarlo.

-Me acabo de dar cuenta de que mi contrataque es imposible cazadores, el enemigo en su avance ofensivo, viene acompañado de mucha población civil sin uniforme, armada y desarmada, utilizándolos como “Escudo Humano”.

El Comandante de la patrulla Pantera II  anuncia con énfasis aquella inhumana y maquiavélica práctica guerrillera, que contradice los Convenios y Protocolos de Ginebra, en virtud de que en los cursos de profesionalización militar como oficial, ha estudiado detenidamente, el inverosímil fenómeno de los juicios penales por genocidio contra militares en la post guerra en Latinoamérica, principalmente aquellos crímenes cometidos por las mismas guerrillas en Centroamérica, creadoras de esta atroz táctica de guerra del uso de campesinos no combatientes como “Escudo Humano”. En dichos estudios de alta exigencia académica, el comandante de la patrulla Pantera II aprendió también que el Comunismo y el Socialismo en la región Centroamericana, particularmente en las fronteras de Guatemala y México, fueron un medio más de fachada ideológica empleado por las guerrillas para proteger el tráfico, trasiego y comercio de droga desde Suramérica hacia EEUU. y Europa, con el único fin de enriquecerse ilícitamente.

Sin embargo, en este momento el joven oficial deja a un lado sus conocimientos sobre esas tradicionales y escabrosas mafias que han existido siempre alrededor del gran negocio del narcotráfico, para concentrarse en evitar caer en el hecho inhumano de las guerrillas, de provocar a los soldados hacer fuego contra la población civil no combatiente que participaba en sus operaciones ofensivas o defensivas. Este inverosímil acto de cobardía que recuerda el comandante de la patrulla Pantera II, fue creado con el propósito de obligar a los indígenas bajo amenazas de muerte, a recoger los cuerpos sin vida de los guerrilleros que caían durante el combate directo, y llevarlos hacia la retaguardia de su posición en el terreno.

Entre las Operaciones Psicológicas que desarrollaron las guerrillas en la guerra subversiva, “llevarse los cadáveres de sus muertos”, fue indiscutiblemente la práctica que más afectó la moral combativa de los ejércitos del estado agredido. Continúa aquel joven oficial trayendo a su memoria en medio del combate, que en muchos casos, los cuerpos inertes de los delincuentes terroristas, y de los indefensos campesinos utilizados como “Escudo Humano”, eran llevados a fosas comunes ubicadas en puntos geográficos específicos y pre-seleccionados, en sus diferentes áreas de operaciones.  Estos puntos eran registrados con gran precisión y exactitud, aprovechando al máximo una de las ventajas tácticas más grandes de las guerrillas, “el conocimiento pleno del terreno”.  Aquí soterraban sus cuerpos indocumentados, sacaban la lista de los fallecidos, y ocultaban toda evidencia que delatara la existencia de la fosa clandestina.

Treinta años después, (entre el año 1985 y el 2015 hasta los días presentes), en los países de América Latina donde no triunfó ni se instauró un sistema Comunista-Socialista, los políticos y diplomáticos simpatizantes e integrantes de estas facciones terroristas, cabildearon, mintieron y engañaron hábilmente a la comunidad internacional sin importarles vender y desprestigiar a su propia patria.  Con ello, varios integrantes del brazo político y diplomático de las guerrillas, consiguieron el apoyo financiero para volver y realizar exhumaciones en los mismos cementerios clandestinos, para atribuirle a los ejércitos defensores del Estado de Derecho, el 95% de las muertes durante el conflicto armado, y posteriormente en una clara sed de venganza, llevar a juicio a oficiales de todo rango y juzgarlos por crímenes de guerra y genocidio.-

Esto es todo lo que aquel oficial en medio del riesgo de morir busca evitar le suceda en el futuro, por lo que hace énfasis de nuevo a los pilotos, de la presencia de civiles armados y desarmados en el ataque enemigo.  El joven oficial también sabe que, ante la inminente toma de su posición por el enemigo, el momento del sacrificio para quizá poder salir de aquel ataque, ha llegado.  La guerrilla ya avanzó demasiado y está muy cerca de sus tropas, por lo que de inmediato hace la petición más atrevida y peligrosa que todo comandante de unidad en tierra puede solicitar:

– Cazadores 3 y 4, aquí Pantera II ¿Me escuchan?

-Cazador 4 le copia alto y claro Pantera II,

-¡solicito urgentemente descarguen su máxima potencia de fuego aéreo cercano sobre mi posición, repito, sobre mi posición!  El enemigo armado ha pasado al frente para ejecutar el asalto aniquilador hacia mis tropas.

Los artilleros de los helicópteros deben aprovechar este justo momento para actuar, ser contundentes y precisos para disparar con rapidez y sin error, lograr impactar sus disparos sobre las tropas del enemigo, y lo más importante, evitar la muerte de campesinos no combatientes.

-¡Fuego sobre la posición!, ¡fuego sobre la posición!,

vuelve a gritar por última vez el desesperado comandante.

– Treinta segundos para entrar Pantera II, ¡prepárese! Anuncia Guardián. 

-Para confirmarle la maniobra Faraón, cuando yo grite ¡Zaz!, romperé por izquierda y rociaré mi sector para atacar por detrás la primera línea de avance del enemigo, usted  deberá romper derecha, para que los artilleros descarguen su potencia de fuego sobre la línea media del ataque de estos delincuentes terroristas. Después de realizada la maniobra nos reunimos al norte para tomar altura segura y volver a la base, -, enterado, responde Faraón.

En ese momento la tensión y las escenas del combate en el terreno para ambos bandos son sangrientas y desgarradoras, soldados y guerrilleros bañados en la misma sangre colombiana, yacen unos junto a otros sobre el suelo de su madre patria.

Esto confirma aquella sentencia que dice: “Las superpotencias en defensa de sus macro intereses en el extranjero, ponen las armas, y los países más débiles y subdesarrollados, ponen los muertos”-

La copa de los árboles por centímetros parece tocar la parte baja de las aeronaves. El (GPS), Sistema de Posicionamiento Global, les indica que están a 0.1 millas de la zona roja.

– ¡Péguese un poco más Faraón!

Grita Guardián por el radio.  El ruido ensordecedor, aterrante y desordenado de las ráfagas de los fusiles del grupo guerrillero, confirman que la guerrilla no tiene idea de la dirección de aproximación de los helicópteros. Ambas aeronaves aparecen como de la nada en medio de los árboles, descargando sin interrupción todo su poder de fuego. Cuatro ametralladoras Minigun, tipo Gatlin, calibre cincuenta milímetros, cada una de las cuales posee un barril giratorio de seis cañones y una cadencia de fuego de aproximadamente diez detonaciones por segundo, o cuatro mil disparos por minuto.

La resonancia de las ametralladoras es opaca y rotativa continuada.  Sus ráfagas de dieciséis mil cartuchos por minuto, poseen una secuencia y efecto aniquilador, que no les permite perder ni el más mínimo lapso de tiempo.  Los aguerridos artilleros saben que la mejor ofensiva, es el ataque, por lo mismo, mueven sus ametralladoras en todo su recorrido horizontal, ejecutando leves cambios verticales de un lado hacia el otro, para cubrir así la mayor cantidad de área con su poder de ataque.  El calor y el olor de la pólvora, es asfixiante.  El momento es intenso y breve, pero parece demorar un siglo. El enemigo responde agresivamente sin reducir su ofensiva, mientras las mujeres y niños se tiran al suelo para salvar sus vidas. Decenas de miembros de la guerrilla caen muertos y heridos, impactados ante aquella tormenta de plomo que los tomó por donde menos lo esperaban. 

¡Zaz! dice Guardián por el radio mientras maniobra su versátil helicóptero hacia la izquierda, mientras Faraón lo hace hacia la derecha. Los artilleros disparan con furia sobre la posición enemiga, para evitar que los francotiradores enemigos impacten las aeronaves. El eco penetrante de la descarga de fuego deja de sonar, y la afonía llega a la cabina. Segundos después, ambos pilotos en comando preguntan a sus artilleros, ¿Está todo sin novedad?. Los expertos en el uso de armamento suelen sacar su cuerpo enganchados a la estructura del helicóptero, y ponerse de pie sobre los montantes externos que sostienen las ametralladoras. Es así como Galeón y Romano observan la parte exterior del mismo y responden con certeza: ¡Todo sin novedad comandante!  Las tripulaciones se relajan, según parece todo fue un verdadero éxito. Las muestras de alegría no se hacen esperar, todos golpean las palmas de sus manos entre sí.

La celebración no había terminado, cuando el sigilo se apodera nuevamente de la cabina en ambos helicópteros, el comandante de la patrulla terrestre anuncia por el radio que la maniobra fue altamente efectiva y eficaz, pero no lo suficiente para detener el avance mortal del enemigo. Esto tácticamente significa que en una media hora se reanudará el ataque, y sus soldados morirán sin remedio. El comandante de Pantera II, envuelto en un manto de desesperación, dice:

– Cazadores de Pantera II, suplico que por la vida de mis soldados efectúen una sola maniobra más. 

Guardián y Faraón analizan rápidamente la cantidad de combustible restante, simultáneamente ambos se dicen a sí mismos en voz alta “estoy casi justo con el tiempo y el combustible para volver, otra maniobra en estas condiciones es sinónimo de muerte. Por lo distante del Cuartel General al lugar donde se desarrolla la operación, y la baja altura de las aeronaves en este momento, las comunicaciones por radio VHF ((Very High Frequency), sólo pueden ser escuchadas por los helicópteros y el comandante de la patrulla pantera.

-Guardián de Faraón,

-adelante Faraón, Guardián le copia,

-por el corto combustible que nos queda, yo como comandante y líder  de ésta misión, ordeno seguir el procedimiento de una pasada, ganar altura y llamar a la base central y solicitar la autorización respectiva para efectuar una segunda pasada. 

Los minutos se hacen segundos cuando en la aviación se habla de bajo combustible, pero los segundos se hacen minutos, cuando se maniobra en la zona roja bajo fuego cruzado. Guardián apoya y sigue a su líder, quien continúa su asenso a una mayor altura. Al llegar a los mil quinientos pies de altitud sobre el terreno, las comunicaciones  directas con el cuartel general se restablecen con normalidad.  De pronto,  la voz del Comandante de la Brigada de la Aviación del Ejército se hace escuchar.

– Faraón y Guardián les habla Zeus, ¿Me escuchan?, -alto y claro señor, aquí Faraón, responde de inmediato,

-el comandante de la patrulla Pantera II me está llamando por el canal de emergencia del radio HF (radio de alta frecuencia), suplicando con urgencia hagan una pasada adicional, añade Zeus.  Les pido en nombre propio y por el prestigio y buen nombre de la Aviación del Ejército de Colombia a mi cargo, que por favor como un caso especial, realicen ustedes la maniobra una vez más. Quiero que sepan que ésta, es una solicitud directa que ha secundado Espartaco, quien está siendo informado en este preciso instante, de todo cuanto ha sucedido y sucede.

Guardián por el canal interno de comunicación en la cabina le pregunta a Gladiador, -¿Quién es Espartaco?

-Espartaco es uno de los mejores Oficiales de Combate del Ejército.

Faraón y Guardián como es normal temen por su vida,  pero no dudan ni por un segundo aceptar el reto y  volver de nuevo a la pesadilla del combate.  Presionados por su orgullo propio y el escaso combustible que les queda, Faraón responde,

-correcto Zeus, entraremos de nuevo. 

-Guardián de Faraón, adelante Faraón, Guardián copia, haremos la misma entrada Guardián, vaya al frente de nuevo y yo voy detrás.

Guardián obedece y hace su viraje para tomar su posición e inicia así la segunda pasada.

La situación es ahora más tensa y apremiante que antes, los ritmos cardiacos y la respiración de las tripulaciones se aceleran sin cesar, de la misma forma que se eleva el conflicto sensorial de las diferentes percepciones de peligro que corren por el torrente sanguíneo de cada hombre en el aire.

Guardián está preocupado porque sabe que ya no tendrán el elemento sorpresa como aliado, así que sin hacer comentario alguno, se toma un segundo para cerrar los ojos y encomendar su alma a Dios, para luego ejecutar un último viraje cerrado con descenso pronunciado para perder altura, y alinear su aeronave hacia la zona de combate.

-Cazador 3 de Cazador 4, ya que haremos el mismo procedimiento, acérquese  lo más que pueda a mi cola.  Esta vez Faraón, yo romperé derecha y atacaré la parte media de la masa ofensiva del enemigo, usted  debe  romper izquierda y descargar todo en la primera línea ofensiva de la guerrilla cercana a nuestras tropas.  La palabra clave para el rompimiento será la misma: “Zaz”,

-entendido Cazador 4.

Faraón sigue sintiendo que algo sigue afectando su salud, pero es tarde para dar un paso atrás. Su orgullo propio, honor y su deseo por volar, lo hacen continuar en vuelo. Sin embargo llega a un punto que le es imposible seguir  volando detrás de Guardián y al no poder resistir aquella sensación que jamás había experimentado antes, Faraón decide abruptamente romper primero la formación por la izquierda, descargando los artilleros sus ametralladoras en una acción que sustenta en un 50% lo acordado.

En ese momento queda Guardián solo a merced del fuego enemigo, recordando que la mejor defensa, es el ataque.  Es así como intenta finalizar su ráfaga de fuego durante el último tercio de la zona caliente, lo que lo convierte ante la guerrilla en el único objetivo a ser abatido. Guardián no logra su cometido, y reconoce el sonido opaco de la munición enemiga, al penetrar el frágil fuselaje de su helicóptero.

Guardián durante su leve descenso emite la llamada de emergencia “Cazador Caído

“Cazador Caído”.

Cuatro impactos se han incrustado en diferentes lugares de la estructura de la aeronave,  pero uno fue el mortal para la máquina.  El radiador de aceite de la caja combinada que alimenta de ese vital líquido a los motores, libera una gran cantidad de aceite por la entrada del agujero de impacto del certero proyectil, lo que en segundos dañará los mecanismos internos de las turbinas que hacen funcionar la transmisión, componente del tren de potencia del helicóptero, cuya función más importante es hacer girar el rotor principal y de cola.

-Gladiador como Co-Piloto hace su trabajo y muy acertadamente le informa a Guardián que la luz master de precaución y anunciadora de falla del motor se ha encendido, y que la aguja de indicación en el instrumento de presión de aceite de la caja combinada está oscilando continua y rápidamente. 

Guardián durante su descenso, ve de reojo sus instrumentos al mismo tiempo que busca la ruta  más adecuada para alejarse del enemigo.  Su rápida reacción, astucia y sagacidad, le permiten detectar y confirmar que las luces rojas el panel anunciador de emergencias están encendidas. “Caja Combinada y Falla de los Motores” advierten las luces rojas.  Las agujas de los instrumentos de presión de aceite decrecen mientras las de temperatura se incrementan. Guardián se mantiene alerta al funcionamiento de su máquina, analiza el escenario y se prepara para tomar la decisión final.

El artillero Galeón actúa con prontitud y visualiza la mancha de aceite que se esparce por la cola de la aeronave.  Guardián continúa en control de su vuelo descendente de emergencia, cuando en un chispazo de memoria, recuerda una notificación de advertencia muy importante descrita en el manual de vuelo. El instructor en la clase de motores durante el entrenamiento en Colombia recalcó: “la caja combinada y los motores del helicóptero Bell UH-1N, únicamente en caso de emergencia, pueden volar sin aceite por un espacio de tiempo no mayor a un minuto o minuto y medio, siempre que el piloto no haga cambios bruscos de potencia para ganar o perder altura.

Guardián decide mantenerse en el aire a baja altura, en busca de un lugar apropiado para aterrizar en medio de la densa selva. Cuando han transcurrido unos segundos, Guardián considera que la única opción viable de sobrevivir, es ejecutar un aterrizaje sobre los árboles.

El aterrizaje en árboles es un tipo de aterrizaje sumamente peligroso, debido a que las palas del rotor principal al momento de tocar las ramas, se parten en pedazos de todos tamaños,  los cuales pueden entrar a la cabina y golpear o incrustarse usualmente en la cara o cabeza de los pilotos.  Así mismo, el golpe seco de la cola de la aeronave al caer al suelo, puede provocar severos daños en la columna vertebral de cada miembro de la tripulación.

Sin opción alguna, Guardián levanta levemente la nariz de su aeronave y se prepara para ejecutar el complejo procedimiento de aterrizaje en árboles. ¡Asegúrense bien a sus asientos tripulación, vamos a aterrizar en arboles!, les alerta Guardián. 

Ante la actitud progresiva de nariz arriba en la que va colocando el helicóptero, Guardián eleva su mirada sobre el horizonte, y con los cinco sentidos puestos en su emergencia, detecta un corte plano sobre la faz de la selva, capaz de albergar las siete mil libras de peso de su robusta aeronave.

-¡La palma de la mano de Dios está allí! ¡Cancelo el aterrizaje sobre árboles tripulación, prepárense para un aterrizaje al punto!.

Guardián anima la moral y el deseo de vivir de su tripulación.  La aeronave se desploma sostenida por la poca potencia de los motores moribundos casi sin aceite, mientras el colchón del flujo de aire que produce al girar el rotor principal, ayuda al helicóptero a pasar sobre el último obstáculo que resguarda la entrada triunfal de la aeronave hasta el momento de tocar el suelo.  Todos sienten el corto y suave aterrizaje corrido que hábilmente ejecuta el comandante Guardián hasta llegar a detenerse totalmente.  Los pilotos deben tomar los mapas y los artilleros los percutores de las ametralladoras, como las acciones inmediatas a realizar, antes de alejarse de la aeronave y ocultarse o huir del enemigo.  Guardián y su tripulación ejecutan un arrastre bajo pegando el pecho a tierra, para mantener su silueta oculta de las ráfagas de fuego enemigo.  Al sentirse seguros y ocultos, la tripulación saca sus armas defensivas previendo que pueda aparecer la patrulla enemiga, los capture y junto al helicóptero los muestre como trofeos de guerra.  Guardián revisa las bolsas de su chaleco de supervivencia, para estar seguro que tiene lo que necesita, incluyendo su inseparable resortera, pues en caso de huir e infiltrase en la densa selva, sabe que todo le será útil. .

En medio de estas acciones posteriores al  aterrizaje en las que se encuentra la tripulación del Cazador 4; el Cazador 3 ha ganado altura y lentamente se recupera mientras repite en más de una ocasión que un cazador ha caído y que necesita evacuación inmediata. Por el repentino e involuntario problema de salud sufrido, y contra su voluntad, el Cazador 3 reconoce que  debe cuidar de su tripulación y no bajar a efectuar por sí mismo la evacuación del Cazador 4, y evitar con ello un accidente aéreo, ser impactado o capturado.

La protección divina, suerte o coincidencia vuelve a manifestarse en la vida de Guardián; el Comandante de la Brigada de Aviación como excelente líder y estratega, había decidido por primera vez colocar cuatro helicópteros Black Hawk en alerta y sobre vuelo continuo sobre el área de operaciones, precisamente por si alguna contingencia sucediera en cualquiera de las misiones de apoyo y combate que se realizarían en los diferentes sectores de responsabilidad. 

Es entonces cuando de entre la nada, aparecen dos de los cuatro helicópteros Black Hawk, quienes al escuchar por radio toda aquella ardua faena y el derribo del cazador, han llegado al lugar aprovechando su rápida velocidad y versatilidad.  Los helicópteros llegan al punto en tan sólo minutos para aterrizar al lado de la aeronave dañada.  Las fuerzas especiales desembarcan sus tropas en un salto agresor sobre la zona, y toman el control del área de inmediato. Mientras tanto, los mismos helicópteros Black Hawk evacúan a la tripulación de aquel lugar, quienes disfrutan del sabor dulce de la satisfacción y la victoria al haber salido con vida de toda aquella experiencia  que sólo se desea no volverla a vivir. Las fuerzas especiales son dejadas en el lugar en custodia de la aeronave y ésta no fuera quemada por la Guerrilla.

Al día siguiente, el Comandante de la Brigada se acerca a Guardián para indicarle que ha recibido la orden de sacar el Helicóptero UH-1N derribado; y que le pide de manera personal e institucional; regrese al punto de peligro para que junto a un equipo de mantenimiento reparen la aeronave y la saquen volando de ese lugar.  Le recuerda y reitera que puede no hacerlo si no quiere. También le dice que las Fuerzas Especiales ha informado que el lugar está asegurado y bajo control sin presencia enemiga.  Guardián lo ve a los ojos, observa y le responde: Los Héroes no nacen, se hacen Comandante. Informe a sus superiores que iré mi Coronel.  Guardián regresa y saca al Cazador Caído de aquel lugar volando, pera volver a la  Base Central.

El Cazador No. 3. Con Nick Name Guardián:  fui Yo.

MSc. y Gral. (J). Carlos Estuardo Avendaño Leiva.

Esta experiencia de la vida real fue incluida en la Novela “Narco-Ataque. ¿Jaque Mate?”.

Te invitamos a compartir la columna del General Carlos Avendaño sobre el helicóptero derribado en tus redes sociales.

Te invitamos a leer además de la columna del helicóptero derribado, el siguiente artículo: PRESIDENTE ÁLVARO COLOM/SANDRA TORRES. ¿Social-Demócratas?

Si disfrutaste la columna del helicóptero derribado deja tu comentario.

Carlos Avendaño

Nombre: Carlos Estuardo Avendaño Leiva. Casado. Profesa la Creencia Cristiana Evangélica. M.Sc. en Administración Estratégica de Recursos Nacionales en la Universidad de Defensa Nacional de los EEUU. Washington DC. General de Brigada Jubilado de la Fuerza Aérea Guatemalteca; Licenciado en Tecnología y Recursos Humanos. Piloto Aviador de Helicópteros Condecorado en varias ocasiones por Actos Heroicos en Misiones Aéreas de Rescate. Comandante del IV Contingente de Policía Militar de Guatemala en la Misión de Naciones Unidas en Haití. Jefe de la Fuerza de Tarea de Fuerzas Especiales en la Misión de Naciones Unidas para la República del Congo; Campeón Centroamericano de Boxeo peso Welter en 1986. Escritor de dos Novelas de Ficción sobre el Narcotráfico y Corea del Norte. Practica el Jogging y la Composición de Música de Mensaje. También ha destacado como columnista en los medios de comunicación Sucesos Guatemala y Noticiero el Vigilante.

2 comentarios en «HELICÓPTERO DERRIBADO. (Cazador de Guatemala Caído). (Los Héroes no nacen, se hacen) (Un hecho de la vida real).»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: