Leyenda de la Siguanaba

La leyenda de la Siguanaba es parte del folclore de mitos y leyendas de Guatemala, esta historia se basa en una mujer que atemoriza a los hombres, sin lugar a dudas te pondrá los pelos de punta.

Antes de contarte la leyenda de la siguanaba vamos a responder las preguntas más frecuentes sobre este ente espectral.

Preguntas sobre la Siguanaba

¿Cuál es la historia de la Siguanaba?

La leyenda salvadoreña de la Siguanaba cuenta que existió una vez una mujer llamada Sihuehuet, nombre que significa ‘mujer vieja’. Sihuehuet era campesina de origen, pero usó sus encantos femeninos (además de brujería) para seducir al príncipe nahua Yeisun, hijo de Tláloc, desposarlo y convertirse así en princesa. hay que recordar que nosotros contaremos el relato Guatemalteco.

¿Cuál es el mensaje de la leyenda de la Siguanaba? Mensaje o tradición por la canción de Sara Curruchich

De acuerdo con la cantautora guatemalteca, con su propuesta del tema La Siguanaba, es una manera de cantar y agradecer a las mujeres de todos los lugares del mundo que luchan por la erradicación de las diferentes manifestaciones de violencia.

¿Qué diferencia hay entre la Llorona y La Siguanaba?

La diferencia fundamental entre ambos espíritus radica en el color de sus vestiduras. La Siguanaba sale vestida de blanco, en tanto que La Llorona, de negro; la primera se baña o se peina en los tanques con intenciones de perder a los hombres, y la segunda, busca entre las aguas a su hijo fallecido


¿Cuál fue el castigo de la Siguanaba? 

Fue condenada a vagar por el campo y a aparecerse a hombres que viajan solos en horas nocturnas. Otra segunda versión cuenta que fue la diosa de la luna, llamada Sigüet. Esta era la esposa del dios del sol, Tláloc, a quien le infiel con el dios Lucero de la mañana, Calaméo

Te recomendamos que leas el siguiente artículo para que estés muy bien informado: Brutal asesinato de taxista en zona 1

La leyenda de la Siguanaba

Según lo que cuenta la leyenda, todos los trasnochadores y parranderos están propensos a encontrarla por sus pecados e infidelidades.

Sin embargo, persigue con más insistencia a los hombres enamorados, a los Don Juanes que hacen alarde de sus conquistas amorosas y que a veces humillan a las mujeres.

A los casanovas, la Siguanaba se les aparece en cualquier tanque de agua en altas horas de la noche, o a orillas de ríos según otras versiones.

La ven bañándose con una palangana de oro y peinando su hermoso cabello negro con un peine del mismo metal (oro), su bello cuerpo se trasluce a través de su sensual camisón.

Dicen las tradiciones que el hombre que la mira se vuelve loco por ella. Entonces, la Siguanaba lo llama, y se lo va llevando hasta un barranco, donde le enseña la cara, cuando ya se lo ha ganado, su rostro se vuelve como de muerta, sus ojos se salen de sus cuencas y se tornan rojos como si sangraran, su antes tersa y delicada piel se torna arrugada y verduzca, sus uñas crecen y suelta una estridente risa que paraliza de terror al que la escucha.

Para no perder su alma, el hombre debe morder una cruz o una medallita y encomendarse a Dios para así repeler la maldición de este demonio, otra forma de librarse del influyo de la Siguanaba, consiste en hacer un esfuerzo supremo y acercarse a ella lo más posible, tirarse al suelo cara al cielo, estirar la mano hasta tocarle el pelo, y luego tirar el él. Así la Siguanaba se asusta y se tira al barranco.

Otras versiones dice que debe agarrarse de una mata de escobilla, y así, cuando ella tira de uno, al agarrarse la víctima de la escobilla, ella siente que le tiran del pelo.

Esta última práctica es más efectiva, ya que es el antídoto propio que contrarresta el poder maléfico de esta mujer mágica. Un método funcional al observar a una mujer en el río sin saber si es la Siguanaba, consiste en gritar tres veces seguidas: “No te vas a ir María pata de gallina”.

Si es la Siguanaba se asustará y se lanzará al barranco, si no era ella te dirán que estás loco, pero al menos estarás seguro.

Recuerda siempre tomar tus precauciones ante estos peligrosos entes demoniacos y sobre todo encomendarte a Dios y ser buena persona para que estos demonios no roben tu alma.

También te invitamos a leer la siguiente nota para que estés bien informado: Masacran a persona en zona viva

Comparte esta nota en tus redes sociales para que no se te aparezca la Siguanaba.

Vladimir Alvarado

5 años de experiencia en medios de comunicación, emprendedor, analista político, Creador y CEO de Sucesos Guatemala, Creador y CEO de Empleos y Oportunidades Guatemala, Mezcla notas periodísticas con optimización SEO, visionario, columnista de opinión en El Siglo Guatemala, Sucesos Guatemala y El Puerto Informa. Green Belt Lean Six Sigma. 8 semestres de ciencias Juridicas y Sociales en la Universidad Rafael Landivar.

Un comentario en «Leyenda de la Siguanaba»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: