MUERE UN PRESUNTO INOCENTE

Ex Ministro de Salud presunto inocente. Hace 2 años prologué la brillante obra jurídica de mi amigo el ilustre Magistrado mexicano Jesús Martínez Garnelo. Su obra trata de la presunción de inocencia y fue editada por Editorial Porrúa…. que honor más grande escribir mi nombre en antología literaria de enorme rigor científico en México.

El fallecimiento de Jorge Villavicencio, Ex Ministro de Salud, a causa principal de la covid pero secundario a ineptitud tribunalicia, es otra tragedia familiar pero también significa un alto coste al sistema de garantías legales que tanto nos ha costado construir en la Guatemala posdictaduras.

Y es que cuánto nos costó a los reformistas operativos del modelo penal acusatorio (o sea los auxiliares fiscales y fiscales que lo fuimos entre el 1994 y 2004) reforzar la garantía de la presunción de inocencia y el Principio de Objetividad del MP.

Luchamos por aquella época contra el resentimiento de las ordas de la Izquierda radical transera que buscaban siempre una justicia penal “infinita” sin importarles el sistema de garantías que los “inspiró” a confluir en oenegés con banderas colectivistas internacionales y locales que reivindicaban Derechos Humanos totales.

Pero también luchamos contra la desidia y el típico “dejar hacer y dejar pasar” con que actúa la Derecha conservadora. Esa Derecha que ostenta la premisa clásica y arrogante de: “que se estrellen y ya iremos a componerlo nosotros”, como si se tratase de héroes sabelotodos que, lo único que han demostrado es ser la élite menos ilustrada de Latinoamérica.

No fue sino hasta que se procesó penalmente a cierta casta empresarial con la inminente amenaza irracional de la injusta, ilegal e inconstitucional prisión preventiva, que reaccionaron y, entonces, ya no dejaron hacer, ya no dejaron pasar. Entonces se dieron cuenta que el sindicado tenía derechos. Mis gordos!!

Claro, para que reaccionaran hubo que llegar al punto (colmo) que hasta la jerga tribunalicia le cambiara el nombre a esa prisión preventiva por la tristemente célebre “prisión provisional”. Nefasto. Esa aplicabilidad aberrante que además lleva la trampa de capturar a la gente en día viernes con absoluta mala fé.

Cada pueblo aprende de manera distinta. La Europa de entrerruinas, es decir, la Europa de posguerra, aprendió y se reencontró con un nuevo Derecho Penal valorando a la persona; encontrando un sano equilibrio entre sindicado y víctima, aunque sin renunciar a la voracidad penal para sus infractores más excecrabales y antisistemas para lo cual se reservó la PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE.

Me da una enorme pena ver morir en la cárcel a la gente, sea rica o sea pobre, sea ex funcionario público o empresario, sea “indiciariamente”, “evidentemente” o confesamente responsable o como fuere. Construimos un modelo acusatorio penal para agilizar la justicia no para propiciar la muerte de los sindicados.

Sé que éste puede ser un monólogo estéril si usted simplememte cree que los delincuentes deben podrirse en la cárcel. Si usted cree en la venganza como fin único de un juicio penal, entonces, de verdad, no se tome la molestia. Hágase la campaña, léase la obra cumbre del pensamiento moderno del Derecho Penal, esa que es el parteaguas en la historia de la justicia punitiva: De Los Delitos y Las Penas de aquel adelantado a su época, Céssare Becaría. No requiere ser abogado para leerla.

Lamento la muerte del Ex Ministro de Salud, víctima de la covid y de la violación al Derecho Penal Humanitario y a la excepcionalidad de la prisión preventiva. El próximo gobierno y el siguiente tendrán que hacer caja chica por la cantidad de demandas que habrá que pagar por la derrota inminente en la Corte Interamericana de Derechos Humanos que obligará a resarcir por indebidos procesos.

Todo lo que le he contado no es mi criterio. Los fines de la pena están en la Constitución, la excepcionalidad de la prisión preventiva y el régimen garantista del país no sólo está en la obra del tratadista Luigi Ferrajoli, está en las leyes y las Convenciones Internacionales ratificadas por el Estado de Guatemala.

No vine a discutir la culpabilidad. No vine a discutir la debilidad del sistema gubernamental que propicia la corrupción. Ese es otro debate y habrá que hacerlo en especial, en el sistema de salud, en donde hay muchos padres para esa misa y no necesariamente con perfiles de Ministro. Aquí sólo hablé de la garantía de TODOS a hacer tratados en forma RACIONAL y con arreglo a las leyes. Nada más.

Comparte la columna muere presunto inocente de Arkel Benítez en redes sociales.

Te invitamos a leer además de esta columna Muere Presunto Inocente: ESTADO DE SITIO

MUERE UN PRESUNTO INOCENTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.