LA CC. LA CELESTIAL, LA DE ARRIBA. LA MANZANA DE LA DISCORDIA DEL PODER.

La CC Guatemala como no deja de ser noticia, enfrenta una de sus más grandes batallas en la Corte Celestial o Corte de Constitucionalidad; o bien la Corte de Arriba o más Arriba como le llama la Congresista Norma Torres.

 Lo cierto es que el guatemalteco común poco le interesa esta lucha de poder que desgasta y sacia la voluntad del ciudadano que intenta confiar una milésima más en sus instituciones democráticas o dictocráticas que últimamente se han visto enfrentadas por la jugada final que había preparado la Licda. Helen Mack con Sandra Torres y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG); cuando hace tan sólo dos años habían logrado tomar el sartén por el mango del poder político del país.

Aquella movida ajedrecista se la jugó el todo por el todo y puso a freír en ese sartén a varios políticos antagónicos a su tradicional tendencia Pro-La Internacional Socialista o Foro de Sau Paulo, junto a los más altos y fuertes empresarios del país; a quienes la CICIG. había denunciado por aportar dinero a la compaña electoral del Ex -Presidente Jimmy Morales. La  acusación en días pasados quedó sin materia, al otorgar la Sala Segunda de Mayor Riesgo el Amparo definitivo a los empresarios por realizar aportes anónimos al FCN.  La resolución ordena a la Juez Erika Aifán se abstenga de seguir con la audiencia que decidiría si el caso llegaría a juicio.  

Esta experiencia jurídica debe ser para el Gran Empresariado, Contratistas y Políticos motivo de una profunda reflexión, a fin de que la inversión cierta e innegablemente generadora de trabajo, empleo e ingresos económicos a la clase campesina, trabajadora y media pujante; se realice a futuro con una “Visión Empresarial-Social Evolucionista,” que logre a corto plazo girar el país hacia un rumbo de bienestar o bien común con resultados más balanceados, orientados a reducir los altos índices de pobreza, desnutrición, falta de educación y de servicios que atentan contra el Derecho Humano de una Vida Digna para los más necesitados.  Esto claro está, no es posible sin la participación, apoyo y estrecha coordinación de los Tres Poderes del Estado, Corte de Constitucionalidad, Ministerio Público y Contraloría General de la Nación y demás entes Administrativos del Estado.

Te recomendamos leer: Erick Daniel García Alvarado: un juez de la impunidad

“No existe forma pacífica de aplacar a la masa sublevada cuando se hace tarde la reacción; pero si existen muchas maneras de aplacar las necesidades poblacionales que generan la manipulación de la pobreza contra la riqueza”.  (Carlos Avendaño).

Mientras todo esto sucedía entre el año 2016 y septiembre de 2019, la Corte de Constitucionalidad (CC.) estuvo controlada por la Fundación Mack y sus Aliados; ejerciendo un tipo extraño de presión internacional y nacional sobre los Magistrados José De Mata Vela (Nombrado por el Consejo Superior Universitario), Gloria Porras (Congreso de la República de Guatemala), Neftalí Aldana (Corte Suprema de Justicia) y Bonerge Amilcar Mejía Orellana (Colegio de Abogados y Notarios); no así sobre la Magistrada Dina Ochoa nombrada por el Ejecutivo.  La Corte de Constitucionalidad (CC) se había convertido en el aliado más valioso que la Licda. Helen Mack, la Fundación Soros y el Comisionado Iván Velásquez podían contar.  La CC. era el Poder Imprescindible de aquella magistral maniobra de ajedrez que llevaba años planificándose, estructurando y preparando para la ofensiva final.

Fue entonces en el 2016 el turno de la Plataforma Ideológica Difusa y Progresista Engañosa de la Licda. Helen Mack y sus ONG´$ las que junto a la muy hábil Licda. Sandra Torres y la Sra Fiscal General Thelma Aldana; quienes asesoradas por el brillante ideólogo Ex–Vicepresidente Eduardo Stein y el Ex–Ministro de Relaciones Exteriores del Ex–Presidente Alfonso Portillo, Edgar Gutiérrez; logran el fin de una Estrategia Invasiva del Sistema de Justicia Nacional al controlar la Corte de Constitucionalidad y la manipulación de la CICIG bajo la dirección del Comisionado Iván Velásquez. Todos ellos apoyados por una Estructura Sistemática de Desgaste Gubernamental y de Soporte Político-Social integrada por varias Organizaciones de la Sociedad Civil, la Dirección Estudiantil de la USAC, la Batucada, Justicia Ya y otros Colectivos de Presión Social e Indigenistas de poca composición pero todos de gran orquestación ideológica y operativa en bien de la Gran Causa de la Agenda de la Internacional Socialista: “Llevar a Sandra Torres o a Thelma Aldana a la Presidencia de Guatemala tan anhelada y jamás tan cerca de volver a lograrlo en condiciones sumamente diferentes a los anteriores camaradas. (Los casos del Social o Socialistas Demócratas Vinicio Cerezo, De León Carpio, Alfonso Portillo, Oscar Berger y Eduardo Stein y Álvaro Colom junto a Sandra Torres).

Es de reconocer la maquiavélica explotación coordinada del éxito muy bien mercadeado electoralmente, del Alto Nivel de Contagio del Cáncer o Virus de la Corrupción que afecta a gran parte del Sector Público y de la Iniciativa Privada. Eso sí, sin tocar al NARCOTRÁFICO INTERNACIONAL Y NACIONAL; lo que les hizo posible crear la fórmula cuasi perfecta que dio como resultado el “Componente Socio-Político Anti-Militar, Pro-Confrontación Racista e Indigenista; Ateísta, Abortista y Falsamente Progresista, Corrupto  e Impunemente  juzgador de otros sindicados de Corrupción de la Derecha, o de cualquier otro grupo o sector que se atreviera a oponente o no alinearse con la misma Gran Causa”.

Los Magistrados José Francisco De Mata Vela, Bonerge Mejía, Neftaly Aldana, Gloria Porras y Dina Ochoa; específicamente los primeros cuatro mencionados; en más de una ocasión se auto-ampararon ante acusaciones penales que no lograron pasar el muro de protección blindado que pusieron alrededor de la Corte de Constitucionalidad los Constituyentes creadores de la Constitución Política de la República en el año 1985.  Aquí legislaron que los Magistrado de la CC. no pueden ser perseguidos penalmente por sus Opiniones; (existe duda jurídica si también incluye Resoluciones); una Potestad de Auto–Ampararse legal pero polémica; y un Derecho a Antejuicio como Magistrados.  

Todo el Plan iba de maravilla, sobre rieles y sin obstáculos; hasta que el Sr. Comisionado Iván Velásquez  comete el grave error de irse contra la familia rusa Bitkov.  Esto a mi criterio fue el Talón de Aquiles del Lic. Iván Velásquez, quien al no rendirse o dar su brazo a torcer sacrificó a toda la CICIG y se la llevó consigo al banquillo de los acusados y sentenciados a salir de Guatemala; algo que ya expuse a detalle en un artículo anterior en una de mis columnas escritas.   

Posteriormente de la salida de CICIG; como una pena o un susto o balde de agua helada para unos; o bien como algo sobrenatural, inesperado, karma o protección divina sobre Guatemala para otros; sucede el fallecimiento del Magistrado Bonerge Mejía de Covid-19 el cinco de septiembre de 2020; y el cinco de octubre el Magistrado Neftalí Aldana es declarado incapacitado por enfermedad para continuar en el cargo; después de muchos intentos de la Magistrada Gloria Porras por evitar se declarara la cesantía del Sr. Magistrado Neftalí Aldana como integrante de la  CC.  Se rumora incluso la existencia de documentos sensibles firmados de manera electrónica por el Magistrado Neftalí Aldana; durante esas semas previo a la cesantía cuando ya estaba postrado inconsciente en su cama.  Sin embargo las denuncias continúan su proceso de investigación sin que existan resultados que las desmientan o las confirmen. 

Aquí empieza el delicado y peligroso estira y encoge dentro del ambiente jurídico-social; hoy más que nunca tenso y politizado e incluso ideologizado; cuyo resultado deberá definirse en los próximos días. El 10 de noviembre el Jurista Roberto Molina Barreto fue designado por la Corte Suprema de Justicia y juramentado por el Congreso de la República como Magistrado de la Corte de Constitucionalidad en sustitución de la vacante dejada por el Ex-Magistrado Neftalí Aldana. Dicha designación lleva hasta el momento 2 impugnaciones por parte de las organizaciones cercanas a la Plataforma Ideológica que Lidera la Licda. Helen Mack y sus Aliados;  ya que ella sabe que de perder la mayoría en la CC. no podrá manipular ni continuar protegiendo a su sobrina la Diputada Lucrecia Mack ni a muchos otros integrantes y activistas de esa Plataforma Progresista que están pendientes de procesos legales e investigaciones sobre posibles delitos cometidos. Pero sobre todo, no podrá evitar una Nueva Ley para Fiscalizar a profundidad a las ONG´$ que lidera; y quizá ve en riesgo pudieran terminar los millonarios resarcimientos que ahogaron y ahogan la Paz y la Armonía que buscaron los fracasados Acuerdos de Paz.

El tema de la Corrupción e Impunidad es crucial en esta elección de Magistrados de la CC.  debido a que ante la Sociedad de Guatemala fue idealizada la conversión a Héroes y Heroínas de muchos Corruptos que la CC. anterior, protegió y blindó de ser alcanzados por la ley, irrespetando o violando el  principio de la igualdad jurídica.  Esto significa que de existir realmente pruebas de que estos Héroes y Heroínas cometieron hechos tipificados como delitos; se caería toda su estructura organizativa, social, política y electoral para los próximos comicios.

Es por ello que lucharán con uñas, dientes, patadas  y mordidas contra esta designación del Magistrado Molina Barreto que ante la ley por ningún motivo es impugnable; como la que vendrá por parte del Colegio de Abogados cuyo Presidente aún no inicia el proceso de convocatoria  y designación; siempre que esta no sea a fin a la “Gran Causa”.  

Ciertamente el Magistrado Molina Barreto fue candidato a Vice-Presidente de la Licda. Zury Ríos para las elecciones pasadas; sin haber sido posible su inscripción como candidatos a la primera y segunda magistratura de la nación.  Sin embargo la Constitución Política de la República de Guatemala no menciona en ninguna parte que este sea un impedimento para asumir un cargo público distinto de no ser electo Presidente o Vice-Presidente. 

Es por ello que la conformación de la CC. para conocer estos dos amparos ya interpuestos, arroja la duda si estará integrada con la presencia del nuevo Magistrado Molina Barreto y conocerá el mismo tal amparo. Esta misma situación fue motivo de discusiones jurídicas hace un mes y medio cuando los Magistrados De Mata Vela y Gloria Porras se auto-ampararon en dos procesos jurídicos recientes interpuestos en su contra; donde ambos Magistrados de la CC. fueron apoyados por la Plataforma Mack,  juristas independientes y medios de comunicación; mismos que hoy verán la otra cara de la moneda y sabrán expresarse si se irán contra la razón dada anteriormente o a favor por evitar contradecirse públicamente y sufrir un daño ético irreparable.   

Mi visión es que la Corte de Constitucionalidad pasada y la presente Corte de Constitucionalidad; han sido el botín más preciado para todo corrupto o ideólogo que busca impunidad y poder; así como para todo aquel jurista o profesional de otra rama del saber o no; que busque ser el Estadista que trace un nuevo rumbo para Guatemala, donde el Desarrollo Económico sea Transversal y Coherente; a fin de cerrar poco a poco la brecha que se hace cada período presidencial más y más ancha; hasta que sea imposible cerrarla y seamos absorbidos o succionados por el vacío de la falsedad ideológica y política en la que hemos vivido por tantos años.

Continuará…. 

Comparte esta columna de Carlos Avendaño sobre la CC en tus redes sociales.

Te recomendamos que leas el siguiente artículo: ¿FRAUDE ELECTORAL EN EE.UU.? ¿SI?-¿NO?: EFECTOS RESULTADOS Mr. TRUMP o Mr. BIDEN EN GUATEMALA.

Carlos Avendaño

Nombre: Carlos Estuardo Avendaño Leiva. Casado. Profesa la Creencia Cristiana Evangélica. M.Sc. en Administración Estratégica de Recursos Nacionales en la Universidad de Defensa Nacional de los EEUU. Washington DC. General de Brigada Jubilado de la Fuerza Aérea Guatemalteca; Licenciado en Tecnología y Recursos Humanos. Piloto Aviador de Helicópteros Condecorado en varias ocasiones por Actos Heroicos en Misiones Aéreas de Rescate. Comandante del IV Contingente de Policía Militar de Guatemala en la Misión de Naciones Unidas en Haití. Jefe de la Fuerza de Tarea de Fuerzas Especiales en la Misión de Naciones Unidas para la República del Congo; Campeón Centroamericano de Boxeo peso Welter en 1986. Escritor de dos Novelas de Ficción sobre el Narcotráfico y Corea del Norte. Practica el Jogging y la Composición de Música de Mensaje. También ha destacado como columnista en los medios de comunicación Sucesos Guatemala y Noticiero el Vigilante.

Un comentario en «LA CC. LA CELESTIAL, LA DE ARRIBA. LA MANZANA DE LA DISCORDIA DEL PODER.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.