¿EL AÑO DEL SUICIDIO DE LA CORRUPCIÓN Y EL SUICIDIO IDEOLÓGICO Y EL MERCANTILISTOIDE?

El suicidio de la corrupción: No podría haber un deseo más grande para todos o para la mayoría de los guatemaltecos en nuestro país y en el extranjero; que la Corrupción se “Suicidara” y detrás de ella se “Suicidara” la Ideología Progresista y Engañosa del Izquierdismo Radical y el Derechismo Inconsciente; el primero igual o peor Corrupto que la Corrupción e Impunidad que sabe criticar e intenta por todos los medios explotar y manipular, para bien de la confrontación política y social de la que se alimenta.  Ese en verdad sería el “ Regalo” más grande que pudiera ocurrirle a nuestro pueblo. 

Finalizamos un año muy atípico y estamos iniciando de manera atípica un Nuevo Año. Si el COVID-19 nació debido a una manipulación en un laboratorio en China (El Coronavirus ya existía antes del año 2019); sus efectos han sido de tales magnitudes que para los estudiosos del Arte de la Guerra, estamos en medio de una Guerra Biológica muy Difusa con repercusiones sociales y económicas con exactitud impredecibles.

Los dirigentes de los Países del 1er. Mundo, o los más ricos y poderosos por llamarlos de una manera más entendible; saben que a nivel Global estamos inmersos en una “Ardua Faena de Supervivencia”, en la que saldrán adelante sólo aquellas naciones e individuos que logren convertirse en Estados más disciplinados, reunidos y ordenados, pensantes, anti-corruptos y anti- confrontados ideológica, étnica, social o racialmente;  analíticos y sobre todos, con una Visión Estratégica para los siguientes 20 años; no de un Gobierno de 4 años y menos aquellos interrumpidos por Golpes de Estado Blando o Técnico.

Además de esta columna sobre el suicidio de la corrupción te recomendamos leer: Confusión de signos y significados

Lamentablemente el guatemalteco que no sabe leer y el que sabe pero no lo hace; constantemente recibe información imparcial, con sesgo o manipulada;  a tal punto que la verdad cada vez es más inexistente o escaza.  Por lo mismo, es lógico que no es posible realizar ningún análisis correcto sobre los hechos y los fenómenos sociales, lo que lo hará fracasar y quizá colapsar en su intento de supervivencia personal y nacional.  

 ¿Pero en qué afecta esto a Carlos Avendaño y su familia? ¿Por qué su inquietud de escribir en esta columna y que yo lo lea? Seguro es porque le pagan; dirán unos. O ¿Será porque es uno más del Pacto de Corruptos que sirve a la Oligarquía?; dirán otros. ¿Será otro mentiroso y aprovechado que busca la Política para prometer y luego enriquecerse y valerle nada todo lo que ha dicho antes? dirán muchos. En verdad entiendo la decepción, frustración y desconfianza de todos y cada uno de ustedes. Pero recuerden que aún no nos conocemos… Y así como es injusto que yo los juzgue sin conocerlos, ustedes igualmente me juzguen sin conocerme.

Pero algunos también podrían decir; que lo hago porque antes como Piloto de Helicópteros de Apoyo Logístico y Evacuación Médica, supe durante los Desastres Naturales (Huracán Mitch Nov. 1998) ser el “Líder, Autor y Hechor” por 1ra. vez de la maniobra de Rescate y Evacuación de cientos de guatemaltecos estacionados sobre los techos de las galeras más altas del sector inundado; corriendo el riesgo de perder la vida por  salvar la de otros. 

Otro ejemplo de Heroísmo realizado en más de una ocasión; fue entrar volando en angostos helipuertos hechizos en medio de la selva en la montaña; escuchando y repeliendo el fuego nutrido de la fusilería enemiga que buscaba derribar la aeronave. Mientras abajo yacían los heridos con la esperanza de ser evacuados y salvar sus vidas, su pierna, brazo u ojo. O bien los fallecidos cuyas familias esperaban sus restos para llorarlos y despedirse de ellos.  Fueron varios los compañeros de promoción de vuelo que su Heroísmo Terrenal pasó al Celestial.  Al final todo se resumió a una decisión de entrar y hacerlo con valor, o no hacerlo por temor u otro.  Yo siempre decidí entrar. Siempre…

Esa misma sensación palpita constante y periódicamente en mi ser, por lo que he decidido que debo continuar tocando puertas para intentar hacer lo que se hacer de nuevo; ante la “amenaza real” que sufre el país y dentro de esta bella Guatemala usted apreciado lector o lectora.  A quien quizá conozca o no; no hace ni hará ninguna diferencia.

Uno de las mayores deshonras, vergüenzas e imperdonables delitos es “La Traición al Juramento de Defender, Acatar y hacer Cumplir la Constitución Política de la República de Guatemala; y por ende al país y a su pueblo.  Es una deshonra con la que muy pocos pueden vivir y llevar una vida normal; ya que es tanta la carga moral  y ética que sí se decide vivir, es para vivir todo el tiempo caminado sobre la cuerda floja de caer al abismo del Suicidio, o el seguir viviendo con la amargura de la peor angustia.

Es por ello que al saber el significado de Supervivencia Nacional; donde Nacional somos todos los guatemaltecos; y no hacer lo que estudié por años se debe hacer, (como el médico estudia la medicina o el ingeniero las matemáticas). Ni actuar para prever lo que también estudié sucederá y vendrá de seguir este rumbo de la AMORALIDAD POLÍTICA; simple y sencillamente caería en otra de las formas que existen de “Traición a la Patria”.

Es preocupante y quita el sueño algunas noches, ver venir las graves consecuencias de continuar los Izquierdoides Ideologistoides buscando para sus propios fines e intereses vivir como los Derechoides Inconscientes.  Mientras los Derechoides Inconscientes buscan de igual manera vivir como esa Derecha Capitalista que no logran con éxito, proyectar a la mayoría de la población de forma “Correcta y Transversal”.  

Al final el país sigue perdiendo su capacidad de batallar en esta etapa de la Sobrevivencia Nacional y Mundial; y tarde será reaccionar en medio de esa bajeza de “Pleito de Mercadeo Socio-Político repetitivo que se ha convertido la Sucia Bandera de la Corrupción”; y en cual nos han hecho caer como tontos útiles distraídos mientras la impunidad jurídica campea entre los acusadores y acusados. Este es un pleito sin duda alguna manoseado nacional e internacionalmente con el fin de mantener viva la llama de la división y la confrontación Narco-étnico y social, ideologistoide, indigenista y socio-antimilitarista que alimentan día con día dentro de la apática y cansada sociedad guatemalteca.

Los otros países del 1er. Y 2do. Mundo ya superaron y entienden la actual dinámica de la supervivencia del más fuerte. Es por lo mismo que saben que nos llevan una enorme delantera y lo están haciendo bien para vivir más y mucho mejor, aprovechando lo mucho o lo poco de lo que nos vaya quedando a los polarizados chapines entretenidos en su polarización más que en su unificación o reunificación.  

Es definitivo que en estas condiciones los guatemaltecos  vamos a morir  antes que los habitantes de esos países que sí saben a dónde van.  Ellos están seriamente convencidos como Nación que es clave y urgente lograr que la masa poblacional y la voluntad ciudadana, se enfoquen y encuentren ese verdadero Liderazgo que esté dispuesto al sacrificio integral que incluye llegar a  morir para que ellos y sus familias e hijos vivan más y mejor que otros.

Nací un 14 de enero a las 14 horas de 1963; crecí en la 5ta. Samayoa Z. 7, estudié la Primaria en una Escuela Pública y la Secundaria en el Colegio San José de los Infantes.  Me gradué con la Promoción 101 de Caballeros Cadetes en la Escuela Politécnica y con la 5ta. Promoción de Pilotos Aviadores de la Escuela Militar de Aviación. Condecorado en varias ocasiones  por acciones Heroicas en Combate y en la Lucha Contra el Narcotráfico.  Casco Azul de Naciones Unidas en dos ocasiones (Haití 2007 y El Congo 2011). Un record digno de 33 años de servicio a Guatemala más no perfecto; pues de los errores el sabio aprende y el necio padece. En el Deporte fui Campeón Centroamericano de Boxeo en 1986 y en el Arte y  la Música hice una Composición de 7 Temas Musicales, ganando con uno  de estos temas un reconocimiento por Proteger el Medio Ambiente.

En los Estudios Universitarios poseo una Licenciatura en Tecnología y Administración de Recursos Humanos en la Universidad Galileo; una Maestría en Administración Estratégica de Recursos Nacionales en la Universidad Nacional de Defensa en Washington DC. Y próximamente este año 2021 estaré graduándome como Abogado y Notario en la Universidad Rural de Guatemala.

El Suicidio de la Corrupción  y de la Impunidad que traería consigo el Suicidio Masivo de la Ideologístoide postura Radical y el Derechoide Inconsciente; debe ser provocado Guate-Pueblo. No va suceder por sí solo.  Tú y Yo somos esa arma letal de la que debe salir ese disparo certero que cruce la masa encefálica del Cáncer de la Sucia Corrupción y de la Ideología Extrema; ambas formadas y no nacidas en la conducta humana del guatemalteco. 

No renuncies a creer que los Actos Heroicos existen, y que no son cuentos de hadas y del pasado. Porque en la Historia han habido hombres  y mujeres capaces de cruzar la delgada línea entre el raciocinio y el sacrificio por Salvar a un Familiar; a una Organización o Institución, o a un País.  Sobre todo, Salvar a su Pueblo que es la razón de existir de toda Nación.

Confía en el Heroísmo.  Sé el Héroe de tu familia y  de tu Guatemala…

Comparte esta nota sobre el suicidio de la corrupción en tus redes sociales.

Además de esta nota sobre el suicidio de la corrupción te invitamos a leer: Receta de Tobik guatemalteco

El suicidio de la corrupción

Carlos Avendaño

Nombre: Carlos Estuardo Avendaño Leiva. Casado. Profesa la Creencia Cristiana Evangélica. M.Sc. en Administración Estratégica de Recursos Nacionales en la Universidad de Defensa Nacional de los EEUU. Washington DC. General de Brigada Jubilado de la Fuerza Aérea Guatemalteca; Licenciado en Tecnología y Recursos Humanos. Piloto Aviador de Helicópteros Condecorado en varias ocasiones por Actos Heroicos en Misiones Aéreas de Rescate. Comandante del IV Contingente de Policía Militar de Guatemala en la Misión de Naciones Unidas en Haití. Jefe de la Fuerza de Tarea de Fuerzas Especiales en la Misión de Naciones Unidas para la República del Congo; Campeón Centroamericano de Boxeo peso Welter en 1986. Escritor de dos Novelas de Ficción sobre el Narcotráfico y Corea del Norte. Practica el Jogging y la Composición de Música de Mensaje. También ha destacado como columnista en los medios de comunicación Sucesos Guatemala y Noticiero el Vigilante.

2 comentarios en «¿EL AÑO DEL SUICIDIO DE LA CORRUPCIÓN Y EL SUICIDIO IDEOLÓGICO Y EL MERCANTILISTOIDE?»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: