El ADN DEL COMUNISMO MUERTO Y EL DESTINO DE GUATEMALA

El ADN del comunismo muerto: Guatemala con una nueva Corte de Constitucionalidad a partir del 15 de abril de 2021; abrirá una nueva página de su historia que en Dios confío será de bien para el futuro del país.  La disfuncionalidad de las leyes y el sistema jurídico que hemos estado viviendo desde el año 2015, debe detenerse y reestablecerse dentro del marco legal que rige nuestra Constitución Política de la República. 

El uso de la Corrupción como un mecanismo de desestabilización política debe pasar de la manipulación partidista electoral, e incluso de la guerra difusa ideológica que algunos sectores usan a  su conveniencia; a una verdadera lucha contra la Corrupción que no vea colores ni tendencias progresistas o conservadoras de ningún tipo; si es que queremos salir de este atascadero histórico lleno de influencias nacionales y extranjeras con intereses claros en la división y polarización de la sociedad guatemalteca.

Además de la columna sobre el ADN del comunismo muerto te recomendamos que leas: Renovación en la CC y sus consecuencias

El escenario pinta complejo y con características casi del mismo tinte político antagónico de cuando se dio la sublevación de Turcios Lima y Yon Sosa, por el trato especial a la United Fruit Company en los años 60´s; y de cuando se señaló de Comunista a Jacobo Arbenz por no actuar a fin de los Estados Unidos en los 50´s. 

Esta vez se torna casi absurdo pero contrario, cuando al parecer Estados Unidos ve en la vena progresista con tinte ideológico socialista latinoamericano un aliado. Mientras parece ser que ve en la vena conservadora un adversario que está  contra sus intereses, utilizando la Migración y la Corrupción como ejes principales de la discordia. 

Aquí es donde está la disyuntiva más extraña de la coyuntura que vivimos, pues con los análisis profundos que realiza el Departamento de Estado de los Estados Unidos, es muy difícil creer que no vean la sangre renovada de ese Progresismo Socialista Latinoamericano clonado del ADN de un Comunismo Muerto en los años 90´s; pero igualmente emergente en ese Socialismo Mercantilista errado y fracasado, como se ve a flor de piel en Venezuela y Nicaragua.

 ¿A caso la Migración desordenada e ilegal de venezolanos hacia Colombia y de nicaragüenses a Costa Rica, no es suficiente para ver la hecatombe de la migración que traerá si Guatemala cae en el abismo de la confrontación étnica indígena-ladino, narco- inter étnica, narco-social y narco-política?  Realmente he sido un admirador del pueblo de los Estados Unidos y su enorme desarrollo industrial, económico y militar; pero esta vez me deja desconcertado saber que su Política Exterior puede estar cometiendo el error más grande y grave de su historia contemporánea para con Guatemala. 

No es una idea descabellada invitar a esa gran nación a que evalúe una y otra vez con paciencia y a detalle  las condiciones Geopolíticas y Geoestratégicas de Guatemala, considerando que somos el único país con esas condiciones y contrastes inigualables e insuperables por ningún otro país.

Me parece con todo el respeto de mis críticos y lectores, que es muy alto el precio  que se está jugando Estados Unidos en esa partida política exterior basada en una “Lucha contra la Corrupción”; de la cual no tiene ningún indicio, prueba y menos certeza que vaya a ser diferente a la Corrupción que ha practicado acá en Guatemala ese ADN del Comunismo Muerto mutado a los Social Demócratas como Vinicio Cerezo,  Álvaro Arzú  (previo al caso del Padre Gerardi y ser sacrificado ante la CICIG); Alfonso Portillo, Ramiro De León Carpio (+) y Héctor Rosada (+) , Álvaro Colom y Sandra Torres (miembro de la Internacional Socialista), Eduardo Stein,  Edgar Gutiérrez, y los Diputados Orlando Blanco (UNE)  y Lucrecia Hernandez Mack de Semilla, Winaq (integrante del Foro de Sau  Paulo); y demás estructura electorera a fin, activistas, analistas y seguidores; que no se diferencia en nada con la que practicó el Gobierno de Jorge Serrano Elías, el de Otto Pérez Molina,  Jimmy Morales y de la que señalan al actual Gobierno del Presidente Alejandro Gammattei.

En conclusión y con todo el respeto que los analistas en el Pentágono se merecen, es muy alto el precio que va a pagar Guatemala (Economía Destrozada por los mismos Aniquiladores Socialistas Latinoamericanos de la Economía Cubana, Nicaragüense  y Venezolana); y el que pagará los Estados Unidos de América (con una Migración Desbordada sin Control ni Contención del Peligroso Trasiego Humano Masivo de la Cocaína, Armas y Trato de Blancas que atentarán contra su Seguridad Nacional):  Si esta vez decide tomar la decisión equivocada de aliarse al bando antagónico que desde los años 60´s hasta los 90´s lo criticó y llamó Yanquis Asesinos, Invasores, Imperialistas y demás peyorativos hacia su esencia como Potencia Mundial; y no apoyar o traicionar a sus antiguos y leales aliados utilizando como fundamento estratégico de su decisión, una ambigua, manipulada, subjetiva, ideologizada, politizada, y jurídicamente parcializada “Lucha Contra la Corrupción” y una Migración Empoderada.     

La nueva Corte de Constitucionalidad tiene la enorme responsabilidad de saber co-gobernar con sus resoluciones y el uso de la Defensa Constitucional, sin revanchismos, inmadureces superficiales de enormes consecuencias dañinas para el país; proteccionismos sectoriales afines a un sector político-electoral o empresarial que no sean apegados a la ley (Ejemplo: Caso Expuesto sobre el Club el Pulté que cerró la vía de paso al Sector 3 de Santa Catarina Pinula dejándolos sin desarrollo, con insalubridad, una ruta insegura de acceso, y poca oportunidad de gozar a plenitud con sus Derechos Humanos a la locomoción, a la vida, al trabajo y a la salud). 

La Responsabilidad de la Corte de Constitucionalidad es histórica y tiene en sus manos cambiar el errado rumbo tomado desde la farsa de la Firma de la Paz, el Auto-Golpe del Ingeniero Jorge Serrano; Acuerdo de Paz que fueron rechazados por el Pueblo de Guatemala en el Referéndum de 1999 e impuestos a la fuerza por el Presidente Berger y su Vice-Presidente Eduardo Stein.

Para ello la CC. debe enfocarse en consolidar la Reconciliación Nacional y dejar los 36 años del Enfrentamiento Armado  Interno Atrás; enterrando los millonarios resarcimientos y juicios retorcidos por jueces parcializados y pagados para seguir dividiendo al país. 

La CC. debe instar al Congreso a crear una Ley Contra la Corrupción que deje ya de jugar al Gato y al Ratón con la Justicia y el Pueblo de Guatemala, estableciendo condenas de más de cinco años a todo delito relacionado con un el cohecho activo o pasivo, el enriquecimiento ilícito y el lavado de dinero; todos anexados al Delito Inhumano de la Corrupción.    Así debe ir al grano, al hueso y  la yugular de la Corrupción para impedir siga siendo un instrumento ideológico, político-partidista o jurídico para destruir al prójimo oponente que piense diferente; y llevarse con ello a la basura a la Certeza Jurídica clave para la inversión, el crecimiento laboral y el progreso del país.  Así debe ir al grano para contribuir con sus resoluciones al desarrollo económico transversal del país; y lograr Guatemala salir de la espiral de violencia e inseguridad que no permite al guatemalteco trabajar en paz.

Comparte esta columna sobre el Comunismo en tus redes sociales.

Además de esta columna sobre el comunismo te invitamos a leer: Cocodrilo se traga a un niño de 8 años

Carlos Avendaño

Nombre: Carlos Estuardo Avendaño Leiva. Casado. Profesa la Creencia Cristiana Evangélica. M.Sc. en Administración Estratégica de Recursos Nacionales en la Universidad de Defensa Nacional de los EEUU. Washington DC. General de Brigada Jubilado de la Fuerza Aérea Guatemalteca; Licenciado en Tecnología y Recursos Humanos. Piloto Aviador de Helicópteros Condecorado en varias ocasiones por Actos Heroicos en Misiones Aéreas de Rescate. Comandante del IV Contingente de Policía Militar de Guatemala en la Misión de Naciones Unidas en Haití. Jefe de la Fuerza de Tarea de Fuerzas Especiales en la Misión de Naciones Unidas para la República del Congo; Campeón Centroamericano de Boxeo peso Welter en 1986. Escritor de dos Novelas de Ficción sobre el Narcotráfico y Corea del Norte. Practica el Jogging y la Composición de Música de Mensaje. También ha destacado como columnista en los medios de comunicación Sucesos Guatemala y Noticiero el Vigilante.

Un comentario en «El ADN DEL COMUNISMO MUERTO Y EL DESTINO DE GUATEMALA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: