DOS EXTREMOS… UN CAMINO PARTE III.

Llega al poder después del Serranazo el entonces Procurador de los Derechos Humanos, Licenciado en Ciencias Jurídicas (el 2do. Abogado y Notario); Ramiro De León Carpio; quien los dos años anteriores había fortalecido su imagen mediante el señalamiento constante de los errores del Ejército de Guatemala en todos sus aspectos organizacionales, presupuestarios y operativos relacionados o relacionándolos hábilmente con el irrespeto a los Derechos Humanos.


Como Procurador de los Derechos Humanos visitaba con gran frecuencia las Comunidades de Población en Resistencia (CPR) cercanas a la frontera con México, en su afán por cumplir con su función supervisora dentro de la Firma de la Paz que era anhelada por todos los guatemaltecos. Era continuo su enfoque con claro sesgo en favor de los grupos de izquierda sobre la temática del Enfrentamiento Armado Interno; así como en toda área donde el desgaste de las fuerzas armadas presentara descrédito. Su accionar era tan frontal, que su accionar Anti-Militar y contra el Gobierno Central le hizo tomar la decisión de llevar a sus tres hijos a estudiar fuera del país.


Había sido Cofundador del partido Unión del Centro Nacional (UCN); Diputado a la Asamblea Nacional Constituyente y redactor de la Constitución Política de la República; llegando a la Presidencia por elección del Congreso de la República para el periodo del 18 de junio de 1993 – al 14 de enero de 1996. Debido a que fue elegido por el Congreso de la República nunca contó con una bancada especifica dentro del mismo; pero si logró concentrar un fuerte apoyo de los grupos Pro-Izquierda y población en general; y tomar las riendas de un gobierno de transición después del llamado Auto-Golpe del Ex – Presidente Ing. Jorge Serrano Elías.

Te invitamos a leer: Sobornos encubiertos de donaciones para administrar justicia

Con un gabinete balanceado entre las corrientes de Izquierda Extrema como Héctor Rosada a cargo del Proceso de Paz e Izquierda Moderada como el Lic. Celestino Tay Coyoy a cargo del Ministerio de Educación; al Centro Richard Aikenhead y Lic. Alejandro Maldonado; y la Derecha como la Licda. Ana de Molina en el Ministerio de Finanzas; se dedica con gran empeño y trabajo a cumplir con la exigencia popular de depurar el Congreso de la República; señalado de alta corrupción y desprestigio después del gobierno de la DC a cargo del Ex – Presidente Licenciado Vinicio Cerezo; y por aquella lucha política de poderes entablada contra el Ex – Presidente Ing. Serrano Elías. Es así como al final de estiras y encoges con mucha resistencia parlamentaria, el Congreso de la República paga el precio de aquella revuelta de las mafias; y es reducido a un congreso integrado por ochenta (80) diputados.
El nuevo Presidente de Guatemala hace de una debilidad una fortaleza, y al no tener diputados de un partido especifico que lo apoyara, aprovecha el no tener compromisos con ninguno de ellos para promover reformas que el pueblo ve con entusiasmo, como lo fueron las realizadas a la Contraloría General de Cuentas, al Ministerio Público y a la Procuraduría General de la Nación. Como buen estratega deja a un lado la confrontación verbal con el Ejército de Guatemala y toma el timón del país apoyado por éste y por otros sectores; incluyendo los más recalcitrantes de la izquierda extrema que esperaban la disolución de las fuerzas armadas y otras acciones cercanas a la Ideología del Socialismo que han asechado al país desde 1960.
Sin embargo el Presidente De León Carpio es asesorado por uno de sus mejores amigos, el Escritor y Politólogo de Izquierda Extrema Héctor Rosada Granados (+) fallecido el pasado 11 de abril; quien al ser nombrado a cargo del Proceso de Paz maniobra hábilmente para reiniciar las pláticas de paz. Héctor Rosada Granados era Tío por Consanguinidad del Guerrillero ORPA – URNG. de nombre Ricardo Marroquín Rosada, alias Capitán Alejandro; por lo que favoreciendo a su ideología y frente a la impotencia inexplicable de los Altos Mandos y de su Jefe del Estado Mayor Presidencial, General Otto Pérez Molina; se dedica a mover sus piezas dentro de aquel juego de ajedrez para convencer al Presidente de reabrir las pláticas con la URNG el 08 de julio de 1993.


Es así como con el gran apoyo de muchas organizaciones y países interesados y amigos; Héctor Rosada (+) logra incluir el auspicio de las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos en dichas negociaciones; limitando la presencia e influencia de los militares en dicha comisión; lo que hace que dichas negociaciones se inclinen favorablemente hacia las posturas y exigencias de la guerrilla; aprovechando sagazmente y al límite, el espacio de la Comunidad Internacional que ve con buenos ojos la propuesta de disolver las Patrullas de Auto-Defensa Civil y los llamados Comisionados Militares. Esto debilitaba sustancialmente la presencia y operatividad de las unidades militares en todo el país, otorgando control territorial a los grupos guerrilleros que aún luchaban por mostrar sus capacidades de combate y ocupación.

Así inicia la mayor distorsión del Proceso de Paz y lo que más adelante sería el fracaso de su implementación y resultados reales hasta el día de hoy. Se firma el Acuerdo Global sobre Derechos Humanos (México, marzo de 1994); se acepta el Resarcimiento de las Poblaciones Desarraigadas, la Verificación Internacional y el Establecimiento de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) para la investigación de las violaciones de Derechos Humanos (Oslo 23 de junio 1994). Así como el Identidad y Derecho de los Pueblos Indígenas en México el 31 de marzo de 1995; todos estos acuerdos a paso acelerado e impulsados por el estratega Héctor Rosada Granados en bien de la gran causa de la guerrilla y de su familiar directamente involucrado en el Enfrentamiento Armado Interno.


En un ambiente de falsa armonía política que hoy pesa sobre los hombros del país entero, se vive en aquel momento una aparente tregua entre los sectores más opuestos históricamente en Guatemala. El Presidente Ramiro De León Carpio recibe el apoyo y gobierna en concordancia con el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras CACIF; siendo su principal aliado y amigo el Licenciado Dionisio Gutiérrez. Es así como logra mantener la estabilidad macroeconómica del país evitando daños a la economía nacional; y desarrollar políticas públicas de beneficio popular tomando ventaja de la inexistencia de oposición política, pues como un Presidente de Transición de Guatemala, no representaba un riesgo de reelección al cargo de diputados o alcaldes representados por un símbolo partidista; tal cual funciona en la política tradicional. En un Plan de dos años, mantiene una política de ajustes dentro de la estructura de gobierno; le otorga prioridad a desregularizar la economía en bien de la estabilidad financiera; y no interrumpir los procesos de privatización de empresas públicas.


El Licenciado De León Carpio elimina los Gastos Confidenciales que hacían millonario al presidente sin más ni más justificación y fiscalización; mismos que para el Lic. Vinicio Cerezo habían sido alrededor de 120 millones de quetzales anuales, y para el Ing. Jorge Serrano Elías 60 millones de quetzales anuales. En pocas palabras el Presidente al tomar posesión inmediatamente se hacía un nuevo millonario. Este fue uno de sus principales señalamientos siendo Procurador de los Derechos Humanos por lo que no había otra opción que eliminarlos o perder credibilidad desde el inicio de su administración.
El Licenciado Ramiro De León Carpio entrega la Presidencia de Guatemala en el año 1996; y en el año 2000 toma una Curul de Diputado bajo la bandera del Frente Republicano Guatemalteco (FRG) para ocupar la Tercera Vicepresidencia del Congreso de la República que dirigía quien fuere su centro de fuertes críticas detractoras por violaciones de Derechos Humanos; el General Efraín Ríos Montt. (+). Posteriormente muere posiblemente por una intoxicación y/o infarto cardiaco el 16 de abril de 2002.


El discurso con alta carga ideológica, Indigenista-Racial Antagónico, mezclado con el discurso Anti-Militar del pasado Enfrentamiento Armado Interno; junto a las propuestas irreales Anti-Sistema de Lucha de Clases o Contraposición de Ricos y Pobres, Empresarios y Trabajadores; continuó siendo desde 1986, la mejor receta de aquel bocado sabroso que atrae a las mayorías primeramente al júbilo, pero posterior y rápidamente al descontento, confrontación y polarización social que empobrece y debilita la competitividad y la certeza jurídica del país. Pero sobre todo: a la falta de credibilidad en una propuesta seria y frontal a corto, mediano y largo plazo que permita el Desarrollo Económico Transversal del país.
En 1996 toma posesión el Presidente Álvaro Arzú Irigoyen. Continuara….

Compártelo en Redes sociales

Te invitamos a que leas: DOS EXTREMOS… UN CAMINO. PARTE II.

Carlos Avendaño

Nombre: Carlos Estuardo Avendaño Leiva. Casado. Profesa la Creencia Cristiana Evangélica. M.Sc. en Administración Estratégica de Recursos Nacionales en la Universidad de Defensa Nacional de los EEUU. Washington DC. General de Brigada Jubilado de la Fuerza Aérea Guatemalteca; Licenciado en Tecnología y Recursos Humanos. Piloto Aviador de Helicópteros Condecorado en varias ocasiones por Actos Heroicos en Misiones Aéreas de Rescate. Comandante del IV Contingente de Policía Militar de Guatemala en la Misión de Naciones Unidas en Haití. Jefe de la Fuerza de Tarea de Fuerzas Especiales en la Misión de Naciones Unidas para la República del Congo; Campeón Centroamericano de Boxeo peso Welter en 1986. Escritor de dos Novelas de Ficción sobre el Narcotráfico y Corea del Norte. Practica el Jogging y la Composición de Música de Mensaje. También ha destacado como columnista en los medios de comunicación Sucesos Guatemala y Noticiero el Vigilante.

Un comentario en «DOS EXTREMOS… UN CAMINO PARTE III.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: